TORRELAVEGA SÍ NO DA POR CONCLUIDA LEGISLATURA

Este partido considera un verdadero desatino el calificativo de tercermundista que el presidente Revilla dedicó a la ciudad

El Grupo Municipal de Torrelavega Sí no da por terminada la legislatura. Frente al abandono de responsabilidades respecto a sus vecinos que ya exhiben todas las formaciones que van a concurrir a los Elecciones Generales del próximo 28 de abril, este partido mantiene su compromiso de trabajo para dar soluciones a los muchos problemas que siguen asolando la ciudad tras una legislatura fallida.

Para Torrelavega Sí la gran mayoría de los partidos con aspiraciones en los próximos comicios estatales están ahogados en sus debates internos, en algunos casos con conflictos graves para confeccionar listas y determinar el orden que cada cual ocupará en las respectivas candidaturas y que se airean a los cuatro vientos.

Torrelavega Sí, sin embargo, considera que en la ciudad queda aún mucho por hacer. Aún más, tras una legislatura caracterizada por los proyectos fallidos; el nulo atractivo para los fondos europeos, que no han llegado; las partidas regionales para los más necesitados que no se es capaz de gestionar y no haber conseguido captar la atención del Gobierno regional; y de un presupuesto con un altísimo grado de incumplimiento, el futuro del municipio requiere actuaciones inmediatas, decididas y resolutivas.

No obstante, Torrelavega Sí, pese a no retractarse de considerar esta una legislatura fallido, no comparte en absoluto la visión de “tercermundista” que el señor Revilla tiene de nuestra ciudad, tal y como manifestó el líder del PRC en el transcurso de un acto público. Cabe señalar, que en un sentido actual, según los especialistas el término Tercer Mundo “se emplea para referirse en bloque a todos los países no desarrollados, y en ocasiones, para referirse solo a los que registran los peores índices de desarrollo de gran atraso económico-social, como el analfabetismo, el hambre, las carencias hospitalarias y de salud pública, las viviendas y servicios sanitarios precarios, una escasa expectativa de vida, etc”. Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria durante 8 años y vicepresidente y consejero de Obras Públicas durante otro tanto, no parece tener nada que ver, según él, con esta bajada a los infiernos de la que una vez fue la Ciudad del Dólar.

De hecho, Torrelavega Sí considera el mejor ejemplo, reciente y explicito, de este “cierre político por falta de actividad” el protagonizado el pasado martes por el señor Revilla, siempre metido de lleno en su campaña electoral. Preguntado en el mismo foro público acerca del traslado de algunas direcciones generales a esta ciudad, iniciativa ya aprobada en pleno municipal a propuesta de Torrelavega Sí, el presidente de Cantabria se mostró muy a favor de dicha medida, la celebró, la aplaudió… y nada más. Nada dijo de mover papeles en este sentido o dar los primeros pasos para hacer efectiva esta medida. Como si ya no fuera presidente, como si ya estuviera amortizado este periodo, pensando en la campaña que les puede llevar a Madrid. (En la imagen el presidente del Gobierno de Cantabria a su llegada a la ciudad el pasado mes de agosto para asistir a la Gala Floral)